• +34 960 04 68 43
  • info@unicoasfaltos.com

5 requisitos que tiene que cumplir una carretera sostenible

Las carreteras desempeñan un papel fundamental en la promoción de una movilidad cada vez más sostenible. Su función ha evolucionado de ser meramente estructuras pasivas destinadas al tráfico, a convertirse en elementos inteligentes y dinámicos que interactúan con el entorno. Esta transformación busca reducir las emisiones, generar energía e incluso encargarse de su propio mantenimiento.

A veces cometemos el error de relacionar la sostenibilidad, exclusivamente, con el entorno urbano. Sin embargo, fuera de las ciudades, la movilidad interurbana ocupa un papel fundamental en la lucha contra la contaminación y el cambio climático, ya que recoge millones de desplazamientos cada día.

En esta línea, los ODS proponen modernizar las infraestructuras, emplear recursos más eficientes y adoptar nuevas tecnologías y procesos más limpios en ellas.

Todo ello con el objetivo de sumar fuerzas a la hora de impulsar prácticas más sostenibles, ambiental y socialmente, como la economía circular, la electrificación, la reducción de las emisiones de CO2 o el respecto por el entorno, entre otras muchas.

1. NUEVOS MATERIALES

La revolución del asfalto ha comenzado y la protagonizan diferentes materiales sostenibles. Es muy importante que los proyectos que avanzan en este sentido no se limiten a las futuras vías, sino que deben aplicarse, también, en los pavimentos que ya existen.

Hoy, la mayoría de las carreteras del mundo están hechas de asfalto cuyo componente principal es el betún. Cada año, se producen más de 11.000 millones de toneladas de este producto en Europa, de las cuales el 90% se emplean en la construcción de carreteras. Se trata de un material de alta resistencia a la carga, que garantiza la adherencia y la impermeabilidad.

Para reducir estas cifras, la búsqueda de fórmulas más sostenibles con igual rendimiento técnico es, por tanto, una prioridad tanto para empresas privadas como para administraciones públicas.

Un ejemplo de ello son las carreteras sostenibles (carreteras verdes o bioasfaltos), construidas a partir de mezclas asfálticas menos contaminantes ASFALTO DE REPARACIÓN EN FRÍO, gracias a la incorporación de materiales reciclados o materiales biobasados como sustitutos de materia prima de origen fósil.

2. CARRETERAS INTELIGENTES

En el contexto de la movilidad sostenible, las carreteras están destinadas a ser mucho más que simples vías de tránsito. Se espera que se conviertan en infraestructuras inteligentes que aprovechen tecnologías avanzadas para mejorar la eficiencia y minimizar el impacto ambiental. Estas carreteras inteligentes serán capaces de comunicarse con los vehículos, recopilar y analizar datos en tiempo real, y tomar decisiones informadas para optimizar el flujo de tráfico y reducir la congestión.

Además, las carreteras del futuro también se espera que sean capaces de generar energía limpia de fuentes renovables. Mediante la integración de tecnologías como paneles solares y sistemas de generación de energía cinética, las carreteras podrán contribuir a la producción de electricidad y reducir la dependencia de combustibles fósiles.

Asimismo, las carreteras inteligentes estarán equipadas con sensores y sistemas de monitoreo que les permitirán evaluar su propio estado y realizar tareas de mantenimiento de manera autónoma. Estos sistemas podrían detectar daños o desgaste en la superficie de la carretera y activar mecanismos de reparación automáticos para garantizar su buen estado y seguridad.

3. CUESTIÓN DE ENERGÍA

Las carreteras sostenibles deben proveer a los vehículos de energías limpias. Especialmente, de electricidad, ya que las previsiones apuntan a que esta será la que mueva el parque en las próximas décadas.

Y pueden hacerlo de dos formas: instalando espacios en los que los vehículos puedan recargar sus baterías o pilas, como electrolineras o hidrogeneras; o generando ellas mismas su propia energía.

Para que esto último pueda ocurrir se estudian diferentes opciones, entre las que está la instalación de paneles solares integrados en el firme. 


4. RESPETUOSAS CON EL MEDIOAMBIENTE

Existen diversas acciones que pueden llevarse a cabo para proteger la biodiversidad y eliminar las barreras para el paso de la fauna en las carreteras.

Algunas de estas iniciativas incluyen la construcción de pasos y puentes especiales para la fauna, la creación de islas refugio, la instalación de puertas abatibles, trampillas, rampas de escape y cercados naturales.

Estas medidas buscan preservar la vida silvestre al tiempo que permiten su movimiento a través de las vías.

5. LO PRIMERO, LA SEGURIDAD

Invertir en infraestructuras es clave para mejorar la seguridad de las vías y reducir las víctimas en carretera. Así concluye el informe ‘El abandono de la conservación se confirma como el mal
endémico de las carreteras españolas, presentado por la Asociación Española de la Carretera (AEC)  que explica que para revertir la situación se  requiere inversiones de 7.500
millones de euros y la definición de un espacio de
financiación propio.

Únete al cambio de Único Asfaltos. Luchando juntos por un futuro mejor.

Leave a comment